Métodos artificiales de cría de cabras.

Todo sobre cabras Todo sobre cabras: cuidados, tipos, trucos, alimentacion

 

Introducción

Los cabritos se pueden criar económicamente utilizando sustitutos de la leche y se pueden destetar a una edad temprana, 6 semanas o menos, si crecen adecuadamente. Los sistemas alternativos de cría son una prioridad para los productores de leche de cabra. Las ventajas incluyen costos reducidos, mayor producción y ruptura de los ciclos de enfermedades. El éxito de la crianza de los cabritos utilizando sustitutos de la leche requiere un estricto cumplimiento de las prácticas de manejo correctas, en particular para garantizar una buena higiene en las instalaciones de cría y la limpieza del alimento y del equipo de alimentación.

Los métodos artificiales de cría de cabritos se utilizan ampliamente en el extranjero y están ganando aceptación en Australia. Tienen una serie de ventajas sobre los métodos naturales, particularmente en las operaciones comerciales más intensivas de cría de cabras. Este Agfact establece cómo utilizar estos métodos.

Cuándo utilizar la cría artificial

Puede utilizar métodos artificiales de cría de cabras:

  • permitir que las hembras se vuelvan a aparear más rápidamente si su objetivo es aumentar el tamaño de la manada y maximizar el progreso genético;
  • criar crías de reemplazo y crías de carne en la lechería de cabras cuando no puede darse el lujo de alimentarlas con leche comercial; luego puede usar esta leche de manera más rentable para el desarrollo de productos y mercados;
  • preparar lotes uniformes de cabritos lactantes para los mercados de carne de cabra premium;
  • para romper los ciclos de enfermedades: ciertas enfermedades, como el virus de la encefalitis de la artritis caprina (CAEV) y la enfermedad de Johne, se transmiten por el calostro de cabra infectado (la primera leche de la hembra), por la leche y por la contaminación fecal de los pezones succionados;
  • criar huérfanos;
  • para garantizar la supervivencia de los niños de partos múltiples.

Vivienda, refugio, patios y potreros

La crianza manual exitosa requiere que se ciña a algunas reglas fundamentales. Un área seca, limpia y bien drenada con refugio es esencial. Como ocurre con todos los animales de cría intensiva, es importante una buena ventilación y se deben eliminar las corrientes de aire. La ropa de cama, los comederos y los bebederos limpios ayudan a garantizar que los niños se mantengan sanos.

Si los niños se alojan juntos en un cobertizo adecuado, es posible que no sea necesario un calor adicional. Sin embargo, en condiciones frías, los calentadores para lechones o las lámparas de calefacción por infrarrojos son adecuados. No permita que la temperatura en el alojamiento de las cabras baje de 5 ° C.

Los niños pueden criarse en una plataforma elevada, por ejemplo, de malla tejida, metal expandido o listones de madera, o en el suelo sobre tierra u hormigón, en cuyo caso se debe proporcionar paja limpia renovada cada día. Las corrientes de aire son más probables en pisos abiertos.

Si aloja cabras hasta el destete, deje al menos 0,6 m2 de suelo sólido o 0,2 m2 de suelo abierto por cabrito. El tamaño ideal de los grupos de niños es de aproximadamente 15, con no más de 25 en un corral.

Si hay una gran variación en el tamaño y el peso de las cabras de edades similares, agrupe las cabras de tamaño similar, especialmente si tiene cantidades limitadas de alimento, para asegurarse de que todas puedan llegar al alimento.

Figura 1. Debe evitarse la situación que se muestra en esta ilustración.

Los niños del mismo grupo de alimentación deben tener un tamaño uniforme

Niños alimentando en grupo

La distribución de la vivienda varía según las necesidades, y un número mayor de personas necesita arreglos más sofisticados. Por ejemplo, si desea maximizar la cantidad que alimenta a la vez, puede ubicar los alimentadores automáticos dentro de un círculo de corrales; en Europa, de esta manera se pueden alimentar de 100 a 200 por unidad. La figura 2 muestra el diseño de una instalación de cría a gran escala.

Figura 2. Disposición de una instalación de crianza de niños a gran escala.

Este galpón de cría artificial, con seis corrales, tiene capacidad para 100 cabezas

Planta baja

Después de su primera semana de vida, los niños pueden criarse artificialmente al aire libre si el clima no es demasiado severo. Asegúrese de que haya sombra durante el verano y refugio para cuando haga frío y esté húmedo.

El equipo de alimentación y el refugio ubicados en el prado o el patio deben moverse para evitar daños a los pastos y ensuciar el área adyacente. En tales casos, puede resultar útil una plataforma de alimentación de malla.

Cuidado de la cierva en broma

Un nacimiento exitoso y un buen comienzo para la futura vida productiva de un niño dependen de qué tan bien cuide a la hembra durante el período previo a la parición y del peso del niño al nacer. El niño debe pesar de 3,5 a 4 kg al nacer, aunque los niños más livianos y pesados ​​(2 a 5 kg) no son infrecuentes. Los niños que pesan menos de 3 kg tienen menos posibilidades de sobrevivir.

Unos días antes de bromear, mueva sus hembras a un potrero donde pueda observarlas fácilmente. Lo ideal es un prado bien protegido que esté a salvo de los depredadores o un alojamiento de cabras cerca de la casa o la lechería. Tenga en cuenta que para que una cierva se reproduzca bien durante la lactancia, necesita ser alimentada adecuadamente antes de tener hijos para que esté en buenas condiciones corporales cuando tenga hijos.

Cuidado del niño recién nacido

Es muy importante que los niños reciban calostro (la primera leche de la hembra) durante las primeras 24 horas de su vida. Un niño recién nacido sano rara vez necesita ayuda para succionar de su madre (consulte la sección Calostro).

Los niños pueden infectarse con enfermedades a través del ombligo. Puede reducir el riesgo de esto sumergiendo el cordón umbilical en una solución de yodo y agua (0,5 por ciento de yodo) tan pronto como sea posible después del nacimiento (consulte Salud y prevención de enfermedades).

Métodos de alimentación y equipo de alimentación.

Hay tres formas principales de ofrecer alimentación con leche a los niños de forma artificial:

  • una botella
  • un recipiente abierto como un balde o artesa
  • una tetina autoalimentada manual o automática.

También se requieren comederos concentrados, rejillas de heno y un suministro de agua limpia para una cría exitosa.

La alimentación con biberón

Los biberones con tetinas son útiles para un número reducido de niños, pero son demasiado laboriosos para la cría a gran escala.

Asegúrese de que sus biberones, recipientes abiertos y equipo de mezcla de alimentos estén bien lavados y esterilizados después de la alimentación.

Frote bien su equipo con detergente, desinfecte con un blanqueador doméstico o lácteo, luego guárdelo de una manera que evite la recontaminación.

Como precaución adicional, desinfecte el equipo antes de usarlo.

Alimentación de vasos abiertos

La alimentación en recipientes abiertos puede ser bastante satisfactoria para los niños, pero solo si está ofreciendo alimentos con leche fresca con frecuencia.

Es importante supervisar la alimentación para asegurarse de que los niños pequeños beban lo suficiente y de que las cabras no se sobrealimenten. La sobrealimentación puede causar hinchazón del abomaso (cuarto estómago) —ver Figura 11.

Si deja la leche en comederos o baldes abiertos, puede ensuciarse rápidamente, así que asegúrese de lavar los comederos o baldes correctamente y desinfectarlos después de su uso. Si se permite que la leche permanezca en la boca de los niños después de beberla, se pueden desarrollar llagas de leche. Puede evitar esto limpiando sus bocas con toallas de papel absorbentes limpias.

Figura 3. Se pueden criar grupos pequeños de niños usando un comedero simple

Niños alimentando en comedero

Comederos de pezones con alimentación propia

Los alimentadores de tetinas de autoalimentación se utilizan para criar grupos de niños. Las tetinas se pueden ubicar en la parte superior del contenedor o en la base del contenedor.

Las tetinas ubicadas en la parte superior del recipiente de leche se colocan en tubos que terminan en el fondo del recipiente. Con esta disposición, se pueden instalar válvulas unidireccionales para ayudar a los niños pequeños a alimentarse.

Las tetinas colocadas en la base de un recipiente de leche se llenan por gravedad. Las tetinas ciegas, con una hendidura vertical autosellante en el extremo, se pueden colocar en la base del recipiente de la leche o en una barra de tetina. (Ver figuras 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10).

Figura 4. Comedero de cubeta: la cubeta de plástico tiene

cinco tetinas ciegas que tienen una

hendidura vertical autosellante en la baseCubeta
Figura 5. Alimentador del contenedor de basura: contenedor de plástico con

9 a 10 tetinas autosellablesCompartimiento

Figura 6. Esky y barra de pezones

Dos vistas

Figura 7. Comedero de leche fría aislado

Dos vistas

Figura 8. Sistema de recirculación de leche fría

Vista lateral

Figura 9. Barras de pezones para sistema de recirculación de leche fría

9a. Barra de pezonesBarra de pezones pequeña9b. Barra de tetina: las unidades más grandes necesitan una línea de leche más grande para

permitir que la leche fluya fácilmente alrededor de los corralesBarra de pezones más grande
9c. Tetinas entre deflectoresDeflectores entre pezones9d. Vista superior de las tetinas empotradas en embudosTetinas empotradas en embudos

Figura 10. Alimentador automático electrónico y barras de tetina

Alimentador automático electrónico y barras para pezones

Las tetinas ciegas con una hendidura son particularmente buenas para entrenar a los niños porque liberan leche tan pronto como el niño comienza a succionar; sin embargo, pueden resultar en la pérdida de leche si se dañan. El desgarro de los pezones ocurre con mayor frecuencia en los sistemas de alimentación que permiten un acceso continuo (sistemas ad libitum). El desgarro se puede minimizar colocando un deflector alrededor o entre los pezones (Figura 5) para evitar que los niños mastiquen con los dientes posteriores.

Los recipientes de leche para los comederos de tetinas a pequeña escala van desde comederos de cubeta simples (Figura 4) hasta unidades de leche fría aisladas (Figura 7).

Los comederos electrónicos automáticos continuos (Figura 10), que mezclan y dispensan en respuesta a la succión, se han utilizado para la crianza de cabritos a gran escala, con buenos resultados cuando el manejo ha sido adecuado. Los sistemas de recirculación de leche fría (Figura 9) también se pueden usar para criar grandes cantidades.

Debe tener especial cuidado al limpiar los sistemas de alimentación de pezones a gran escala para asegurarse de que se eliminen los residuos bacterianos de las líneas de leche. Puede utilizar técnicas desarrolladas para limpiar equipos lácteos con este fin.

Agua

Asegúrese de que siempre haya suficiente agua limpia disponible. Para evitar la contaminación, puede colocar bebederos de agua fuera de los corrales en una posición donde los niños puedan alcanzar para beber (vea la Figura 3 arriba), o podría considerar instalar bebederos de tetina, como los que se usan en las porquerías. Las cabras pueden dañar los mecanismos del flotador, así que asegúrese de que estén adecuadamente protegidos.

Comederos concentrados

Los alimentos concentrados generalmente se ofrecen en comederos abiertos, pero estos se ensucian rápidamente, lo que causa problemas de salud y desperdicio de alimentos costosos.

Es mejor usar un diseño que ubique el comedero fuera del corral o incorpore una capucha para evitar que los niños se trepen a la comida.

Bastidores de heno

Para minimizar el desperdicio y prevenir los problemas de salud causados ​​por el alimento sucio, puede proporcionar heno en rejillas con una bandeja para recoger los derrames. Las rejillas tipo “ojo de cerradura” son particularmente buenas para reducir los residuos. Las redes para heno no son adecuadas porque los niños tienden a saltar sobre ellas cuando juegan y pueden quedar atrapadas, a veces con graves consecuencias.

Asegúrese de que los comederos estén bien construidos, ya que el heno derramado puede saturar los pisos de malla y obstruir los sistemas de drenaje.

Equipos a pequeña escala para la cría de sustitutos de leche

Puede hacer un alimentador de cubos (Figura 4) o un alimentador de contenedores de basura (Figura 5) perforando orificios de 12 mm a intervalos de aproximadamente 15 cm alrededor de la base del balde o contenedor y empujando las tetinas desde el interior. Estos comederos necesitan un soporte que esté bien anclado para evitar que vuelquen. Por ejemplo, se pueden usar tres postes de acero con un alimentador de basura.

Algunos productores usan una serie de cubos pequeños con tetinas individuales y proporcionan una cantidad determinada de alimento dos o tres veces al día. Los problemas con este sistema son la cantidad de lavado que se requiere y la necesidad de estar presente en cada comida. Si utiliza un balde o un cubo de basura en un sistema de este tipo, las ventajas son un rendimiento más rápido y menos lavado. Tenga cuidado de alejar a cada niño del comedero cuando haya tenido su parte. Una regla general es aumentar gradualmente la asignación para cada niño hasta que el niño consuma un máximo de 1,5 L por día.

El equipo de alimentación que se muestra en las figuras 4, 5 y 7 debe sujetarse firmemente sobre soportes anclados para evitar que se vuelquen. Los soportes pueden incorporar deflectores alrededor de las tetinas para evitar la masticación y las fugas.

Puede usar el alimentador esky (Figura 6) para criar a 20 niños. En este sistema, la leche se coloca en dos cubos de plástico de 5 L en una espuma esky. Un tubo va desde los cubos hasta una barra de tetina corta. La leche se mezcla a diario y la mitad se coloca en el congelador. Al día siguiente, la mitad de la leche fresca se coloca en los baldes junto con la leche congelada del día anterior. Sin embargo, este sistema tiene algunas desventajas:

  • el tubo debe lavarse al menos cada 2 días;
  • el resto de la ración necesita refrigeración antes de la segunda comida del día;
  • en los días calurosos, la leche se puede cuajar en las líneas si no está lo suficientemente fría;
  • la capacidad del esky es limitada.

Una mejora en el alimentador de tipo esky es un alimentador de leche fría aislado (Figura 7). Estos tipos de alimentadores reducen la mano de obra involucrada. En este sistema, la leche se mezcla una vez al día y se deja que los niños se alimenten a voluntad. La leche se coloca directamente en un recipiente isotérmico. El recipiente está forrado para evitar que la leche se absorba en la espuma, ya que esto puede causar problemas bacterianos. Las tetinas autosellantes están empotradas en embudos en el costado del comedero para protegerlas de ser masticadas, lo que puede convertirse en un problema cuando los niños alcanzan las 2 semanas de edad. Un comedero de leche fría aislado, con llenado diario, manejará a 20 niños y permitirá la alimentación con leche fría mientras los niños corren al pasto.

Sistemas de cría a gran escala

Se puede criar a un gran número de niños con un sistema de recirculación de leche fría o con un alimentador automático electrónico.

Se ha utilizado un sistema de recirculación de leche fría (Figura 8) para criar 2000 corderos en ensayos realizados por NSW Agriculture en Leeton durante los últimos años. Este sistema consta de un refrigerador con un recipiente de leche (cubo de basura de plástico), una línea de salida, una barra para la tetina, una línea de retorno y una bomba pequeña de baja velocidad para llevar la leche al refrigerador sin una espuma excesiva. La leche se mezcla en una lavadora con agitador, se enfría y se agrega a la leche en el refrigerador. Los contenedores y líneas se lavan al menos dos veces por semana.

En los ensayos de NSW Agriculture, la barra de tetina original era un tubo de PVC de 19 mm con piezas en T cada 10 cm para sujetar las tetinas (Figura 9 (a)), con 21 tetinas en cada línea. Este arreglo criaba de 30 a 50 corderos a la vez, y tenía de uno a dos corderos por pezón, lo cual es consistente con algunos sistemas de crianza de cabritos en el extranjero. La línea se modificó para proporcionar una barra de tres pezones (con las mismas dimensiones de la línea de leche que la Figura 9 (b) para cada corral de 18 corderos (seis corderos por pezón).

En Europa, se utilizan tres tetinas por cada 25 corderos con alimentación ad libitum. La barra de la tetina se coloca fuera del corral y sobresale a través de una malla de 10 cm2 que actúa como un deflector (Figura 9 (c)). Las barras para pezones tipo embudo (Figura 9 (d)) brindan una mejor protección de los pezones.

Alimentador automático electrónico

Las máquinas de alimentación automática electrónica (Figura 10) están disponibles en Australia. Se producen tanto localmente como en Europa y Nueva Zelanda. Se afirma que estas máquinas se pueden utilizar para criar a 200 crías a la vez en una sola máquina ubicada dentro de un círculo de ocho corrales con 25 niños cada uno.

En las pruebas realizadas por NSW Agriculture en Leeton, se criaron 70 corderos simultáneamente utilizando una máquina; no se ha intentado criar números más altos. Estas máquinas dispensan leche tibia; por lo tanto, las líneas de leche, las barras para los pezones y los tazones de mezcla deben lavarse diariamente. De lo contrario, la mano de obra es mínima y comparable con la del sistema de leche fría: alrededor de 1 hora al día para 70 crías.

Digestión infantil

La digestión de un niño recién nacido es diferente a la de una cabra adulta. Aunque un niño tiene cuatro estómagos (Figura 11), no los usa todos temprano en la vida porque el sistema digestivo no está completamente desarrollado al nacer.

Figura 11. El sistema del estómago de un niño, que muestra el

rumen sin desarrollar. En un niño, el omaso y el

abomaso representan el 70 por ciento de la capacidad del estómago.Estómago de niño
Figura 12. El sistema del estómago de una cabra adulta,

donde el rumen y el retículo constituyen el 70 por

ciento de la capacidad del estómago.Estómago de cabra

Mientras que en la cabra adulta el rumen y el retículo (primer y segundo estómago) constituyen aproximadamente el 70 por ciento de la capacidad del estómago (Figura 12), en la vida temprana la posición se invierte y el omaso y el abomaso (tercer y cuarto estómago) representan 70 por ciento.

La dieta líquida del niño pequeño va directamente al abomaso para la digestión. Los niños no pueden digerir alimentos sólidos, en particular almidón, hasta que se desarrolle el rumen.

Los sustitutos de leche de mala calidad con altos niveles de almidón restringirán el crecimiento de los niños.

También puede producirse un rendimiento deficiente de los cabritos si se utiliza un sustituto de leche con una fuente de proteína vegetal, como la soja, durante las primeras 2 a 4 semanas, o si las grasas del sustituto no se homogeneizan adecuadamente en el alimento líquido.

Durante las primeras 2 semanas más o menos, el niño comienza a picar materia seca, como heno o paja, pero al principio la rechaza. Poco a poco se tragará parte del material, con el resultado de que:

  • el forraje presente estimula el desarrollo físico del rumen;
  • las bacterias y otros microorganismos presentes en el pienso seco se establecen como parte del entorno normal del rumen.

Aproximadamente desde la tercera semana, el niño comienza a mordisquear hierba, heno o concentrados si están disponibles, y estos pasan al rumen. La rumia, o rumiar, sigue poco después.

Calostro

El calostro, que es producido por la hembra durante los primeros 4 días después del parto, es más espeso y oscuro que la leche común. Contiene anticuerpos esenciales (inmunoglobulinas) que protegen a los niños de las enfermedades y es una fuente concentrada de nutrientes. El niño recién nacido puede absorber los anticuerpos esenciales en el calostro solo durante sus primeras 24 horas de vida. Estos anticuerpos protegen al niño durante las primeras 8 a 10 semanas contra muchas enfermedades.

Puede ser difícil criar niños sanos y en buen crecimiento si no reciben calostro. Los niños que no reciben calostro serán menos resistentes a la diarrea (diarrea) y otras dolencias en el futuro.

Si un niño se separa de la hembra al nacer, asegúrese de que se le dé calostro lo antes posible y durante al menos 1 día. Si el calostro no está disponible de la madre del niño, aliméntelo con calostro de cabra, oveja o vaca que haya sido almacenado. El calostro más adecuado es el de animales que están comenzando su segunda o última lactancia, ya que este calostro contiene niveles más altos de anticuerpos que el de las hembras jóvenes.

Los programas de erradicación del CAEV necesitan una fuente de calostro que no esté infectado, como el calostro bovino. También se necesita una fuente alternativa de calostro si la hembra no puede producir calostro adecuado porque tiene mastitis. Del mismo modo, si compras algunos niños de un día y no sabes si han tomado calostro o no, puedes alimentarlos con calostro almacenado, aunque solo sea por su valor nutricional. Blog de Fitness

Si es necesario alimentar el calostro a mano, hágalo en dos o tres tomas de 100 a 150 ml cada una. Si no hay calostro disponible, la leche entera es la mejor alternativa.

Almacenamiento de calostro

El exceso de calostro se puede almacenar para uso futuro en forma fermentada o congelada.

Calostro fermentado

Coloque el exceso de calostro en un recipiente limpio, como un cubo de basura de plástico, y guárdelo en un lugar fresco. El recipiente debe tener la parte superior abierta para permitir que el calostro “respire”. Para evitar la contaminación por moscas, cubra el recipiente con gasa o muselina.

Revuelva el calostro a diario. Fermentará, pero puede seguir usándolo durante unos 3 meses. Agregue calostro fresco al recipiente a medida que esté disponible.

Mezcle una parte de agua caliente con tres partes de calostro y aliméntelo a la tasa recomendada.

Calostro congelado

El exceso de calostro se puede almacenar en un congelador hasta por 12 meses. Para mayor comodidad, congélelo en porciones de 200 ml a 1 L en bolsas de plástico. Recolecte el calostro para congelar de las hembras maduras el primer o segundo día después del parto, el parto o el parto. Al descongelar el calostro, no aplique calor directo, ya que esto puede destruir los anticuerpos.

Entrenando a los niños

Es posible que los niños que se han quedado con sus madres deban ser entrenados para usar comederos de comederos o tetinas.

Aleje a los niños de sus represas y espere de 3 a 4 horas antes de intentar entrenarlos. Esto asegurará que los niños tengan hambre y, por lo tanto, entrenarán fácilmente. Si un niño es reacio a succionar, empuje la parte posterior de su cabeza hacia abajo hasta que esté en una posición de succión normal. Puede ayudar al entrenamiento colocando su dedo en la boca del niño antes de reemplazarlo con la tetina, acariciando el hocico y la cabeza del niño y colocando al niño junto a un niño entrenado para permitir el contacto de los hocicos de ambos niños.

Es importante que un niño obtenga una respuesta inmediata a sus esfuerzos cuando está siendo entrenado. Esto se puede lograr mediante la alimentación con biberón o mediante el uso de tetinas con cierre automático en la base de un recipiente de leche. Las tetinas unidas a tubos que entran por la parte superior de un recipiente de leche aumentan la dificultad de entrenar a los niños, ya que la leche tarda demasiado en llegar a la tetina.

La temperatura de la leche alimentada durante el entrenamiento debe ser la misma que para el próximo período de cría de leche (consulte Temperatura y frecuencia de alimentación de la leche). Durante el entrenamiento, y al menos durante la primera semana, los niños deben mantenerse calientes. En climas fríos o si los niños están débiles, puede ser preferible alimentar a los niños con leche tibia durante el entrenamiento.

La leche se alimenta

Los niños aceptarán fácilmente una variedad de sustitutos de la leche. El rendimiento de los niños variará con los diferentes sustitutos debido a la mala digestibilidad de los componentes del alimento en algunas formulaciones. Como guía, las formulaciones que dan buenos resultados para los terneros probablemente sean las más adecuadas para los niños. Puede obtener más detalles sobre la calidad de las formulaciones para terneros comunicándose con los oficiales de agricultura y ganadería de NSW (lácteos).

Los sucedáneos de la leche preparados para terneros y corderos contienen normalmente entre un 24% y un 26% de proteínas y entre un 14% y un 24% de grasa. Los sustitutos de la leche para corderos contienen más grasa para llevarlos al nivel más alto de grasa de la leche de oveja. Las investigaciones realizadas en el extranjero sobre la crianza de los niños sugieren que es aconsejable no exceder el 30% de grasa en el sustituto de la leche y, en las primeras semanas de alimentación, que la grasa no exceda el 22%.

También pueden surgir problemas si los sustitutos contienen demasiado almidón o, durante las primeras 2 a 4 semanas, demasiada proteína vegetal de fuentes como la soja.

Algunos alimentos también pueden contener estimulantes del crecimiento, que generalmente aumentan la ganancia de peso y mejoran la eficiencia de conversión del alimento. Además, algunos reemplazos están formulados para ofrecerse calientes; otros fríos. Lea siempre la información nutricional en la etiqueta para asegurarse de la idoneidad de una fórmula de reemplazo de leche.

Las diferencias de precio entre los sustitutos de la leche que contienen leche desnatada como fuente de proteína en el sustituto y los que no la contienen pueden hacer que los productos lácteos no desnatados baratos sean bastante atractivos. Sin embargo, los sustitutos a base de leche no desnatada suelen ser menos digeribles.

Mezcla de piensos lácteos

El sustituto de leche en polvo debe mezclarse bien con agua tibia para asegurar una mezcla adecuada de grasas. Para grandes volúmenes, esto se puede lograr utilizando un homogeneizador, aunque los alimentadores automáticos mezclan la solución ellos mismos. Para volúmenes pequeños, es adecuado un cubo que tenga una tapa sellable para que se pueda agitar vigorosamente, o un batidor. También se han ideado sistemas que incorporan antiguas lavadoras para mezclar el pienso. El sustituto se puede enfriar después de mezclar si se desea.

La mezcla debe contener del 12 al 16 por ciento de sólidos (materia seca) mezclados en las proporciones establecidas en la Tabla 1.

Porcentaje de sólidosPartes de polvo en pesoPartes de agua en peso
1217.3
1316,7
1416.1
1515.7
dieciséis15.3

Se han obtenido buenos resultados utilizando un 15% de polvo en la mezcla. No varíe la concentración de alimento durante la cría. Si se restrega, se recomienda que les dé a los niños una solución de glucosa y electrolitos. Estas mezclas están disponibles comercialmente.

Temperatura y frecuencia de alimentación de la leche

La leche se puede alimentar fría (refrigerada), caliente (34–40 ° C) oa temperatura ambiente. La leche tibia o a temperatura ambiente se usa comúnmente con la alimentación con biberón o con unidades de alimentación grupal simples donde la cantidad alimentada está restringida a cantidades establecidas en momentos establecidos del día. En esquemas de alimentación en grupo más grandes donde la leche está disponible en todo momento (sistemas ad libitum), es preferible la alimentación con leche fría.

Puede comenzar la alimentación con leche fría aproximadamente al octavo día, o posiblemente antes. La alimentación fría requiere menos mano de obra que otros métodos, pero los niños pueden reducir inicialmente la ingesta de leche. Puede superar esta reducción en la ingesta alimentando tanta leche fría como leche caliente en la primera semana de alimentación fría. Si los niños solo reciben sustituto del frío a una edad temprana, su ingesta debería aumentar a niveles normales después de un período corto.

Con la alimentación fría, los niños beben con frecuencia pero poco. Esto evita la sobrealimentación y los problemas asociados de hinchazón, trastornos digestivos y diarrea. La alimentación fría hace que sea más fácil mantener la higiene porque retarda el crecimiento bacteriano y requiere un lavado menos frecuente del equipo.

En los sistemas de leche tibia donde los niños tienen leche tibia disponible todo el tiempo y, por lo tanto, nunca tienen hambre, es posible que la sobrealimentación no ocurra. Sin embargo, si en algún momento no tienen leche, puede ocurrir una sobrealimentación cuando la leche tibia vuelva a estar disponible.

Ingesta y crecimiento de alimento líquido

Los niños beben alrededor de 0.5 a 0.7 L por día durante la primera semana, luego de 1.0 a 1.5 L por día después de eso, aunque es posible que consuman mayores niveles y aumente la tasa de crecimiento. Las ganancias de peso de los niños en diferentes sistemas de crianza pueden oscilar entre 140 y 250 g por día hasta el destete, por lo que se puede obtener un crecimiento superior a 1,5 kg por semana con un sistema bien administrado.

Destete

Los niños pueden ser destetados una vez que hayan alcanzado unos 10 kg. Sin embargo, cuanto más temprana sea la edad del destete, mayor será el impacto del destete. El impacto del destete a edades más tempranas requiere un mayor nivel de crianza. Si la conveniencia es importante, destete a los niños entre las 8 y las 10 semanas de edad, o un poco más. El peso al destete que elija dependerá generalmente de consideraciones económicas y de manejo.

El destete puede ser abrupto o gradual con la extracción de leche al restringir la cantidad de alimento y el número de alimentos por día.

Independientemente del método de destete que utilice, los niños deben consumir y tener fácil acceso a alimentos sólidos de alta calidad si van a ser destetados jóvenes. Como guía, la ración debe contener un mínimo de 11 MJ (megajulios) de energía metabólica y alrededor de 180 g de proteína cruda (18%) por kilogramo de materia seca, más una mezcla de minerales y vitaminas (ver Cuadro 2). La ración puede incluir algunos forrajes de alta calidad, como paja, para ayudar al desarrollo del rumen. Es importante que haya agua limpia disponible en todo momento.

Sodio2 g
Magnesio2 g
Azufre1,5 g
Cobre (a)10 mg
Cobalto0,1 mg
Zinc75 magnesio
Manganeso50 mg
Yodo0,2 mg
Selenio0,1 mg
Vitamina A5000 UI
Vitamina D1400 UI
Vitamina e100 UI

a) Los niveles en materia seca superiores a 20 mg / kg pueden ser tóxicos.

La Tabla 3 muestra dos regímenes de alimentación utilizados para la crianza y el destete de los cabritos. En ambos casos, la alimentación de leche se reduce gradualmente en cantidad y en el número de veces que se reponen los comederos.

Destete a las 10 semanas (a)
Edad (semanas)Alimentación diaria con leche
1–63 × 750 ml (b)
7-82 × 850 ml
92 × 570 ml
101 × 570 ml
11Sin leche
Destete a las 6 semanas (a)
Edad (semanas)Alimentación diaria con leche
1-4Ad libitum
5La mitad de la cantidad consumida el último día de la semana 4
6La mitad de la cantidad consumida el último día de la semana 5
7Sin leche

Los criadores de cabras aficionados tienden a alimentar a los niños con leche durante períodos prolongados, a veces hasta que los niños tienen entre 6 y 9 meses de edad. Este es un gasto enorme e innecesario para una especie que comienza a rumiar a las 2-3 semanas. La mayoría de los demás rumiantes se destetan a las 5-6 semanas cuando se crían con dietas sustitutivas de la leche.

Alimentación sólida y suplementación

Pre-destete

Los niños comen alimentos sólidos aproximadamente a partir de la 1 semana de edad y, a menudo, se les ve rumiando aproximadamente a las 2 semanas, por lo que es importante darles heno o paja de buena calidad y un concentrado adecuado desde la 1 a 2 semanas de edad. También puede criar cabritos con pellets de ternera o cordero, que varían entre el 18 y el 25 por ciento de proteína.

Por lo general, tanto el heno como los concentrados se proporcionan ad libitum, aunque, particularmente con los concentrados, debe intentar hacer coincidir la cantidad permitida con el apetito de los niños para reducir el desperdicio.

Como se mencionó anteriormente, asegúrese de que los comederos estén correctamente construidos, ya que el derrame de heno puede obstruir los pisos de malla y obstruir los sistemas de drenaje.

Los sustitutos de la leche pueden tener niveles bajos de vitaminas liposolubles, por lo que una inyección de vitaminas A, D y E al nacer y la administración de gotas de vitamina (de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta) mejorarán el rendimiento. Vacune a los niños contra enfermedades por clostridios como la enterotoxemia y el tétanos, y puede incluir un coccidiostático en la ración de alimento sólido.

Es importante asegurarse de que los suplementos de energía y proteínas se mantengan frescos, por lo que se recomienda que alimente material nuevo a diario. Puede evitar las incrustaciones colocando el suplemento y el abrevadero fuera de los corrales, lo que obligará a los niños a pasar la mano para comer y beber.

Destete temprano

Para que el destete temprano tenga éxito, dé a los niños un suplemento de pienso seco de alta energía a partir de la semana 1 en adelante. Continúe con aproximadamente un 18 por ciento de proteína (los gránulos de iniciación para terneros que contienen entre un 18 y un 25 por ciento de proteína son adecuados) durante las primeras 2 semanas después del destete y progrese hasta un 16 por ciento de proteína a las 8 semanas de edad.

Si tiene un número mayor, es posible que prefiera mezclar su propio suplemento. Un ejemplo de ración adecuada es el grano partido (55%), la harina de soja (25%), el salvado de trigo o el heno molido con martillo (18,5%), la sal (0,5%) y una mezcla de minerales y vitaminas (véase Tabla 2). Esto debería proporcionar un 18-20 por ciento de proteína. Dos semanas después del destete, reduzca la harina de soja al 20 por ciento, aumente el heno al 25 por ciento y agregue 0,5 por ciento de piedra caliza.

Post-destete

Se han obtenido buenos resultados utilizando una variedad de piensos concentrados para criar a los cabritos después del destete. Una ración de proteínas del 16% es satisfactoria. Puede reducir la calidad de la dieta gradualmente hasta que los niños tengan entre 6 y 7 meses de edad, cuando debería contener 12% de proteínas si los niños consumen forrajes de mala calidad, o 10% de proteínas si consumen forrajes de buena calidad. Aproximadamente desde las 12 a las 14 semanas de edad, puede criar hijos únicamente en pastos de buena calidad, siempre que se haya escrito para minimizar los parásitos.

Puede aparear hebras de reemplazo a los 7 meses si son lo suficientemente grandes (35–40 kg). No es probable que un crecimiento más lento hasta el primer apareamiento afecte negativamente su rendimiento y, por lo tanto, puede utilizar regímenes de alimentación menos costosos para criar reemplazos que se aparean más tarde. Cualquiera que sea el régimen de crianza que utilice, asegúrese de evitar la grasa excesiva durante las bromas, ya que esto puede causar problemas de crianza y puede tener un efecto adverso en la producción de leche.

Las tasas de crecimiento de las hembras de reemplazo pueden modificarse después del destete ajustando la calidad y disponibilidad de los componentes concentrados y forrajeros de su dieta.

Un aumento en el consumo de heno no compensa la reducción en la ingesta de energía si la asignación de concentrado disminuye; por lo tanto, se reducen las ganancias de peso diarias.

Se reconoce que los cabritos que siguen alojados después del destete crecen más rápido que los criados en pastos. Esta menor tasa de crecimiento de los animales en los pastos se atribuye a la ingesta energética relativamente baja de las cabras en los pastos y a los problemas causados ​​por parásitos internos. El manejo de las cabras jóvenes en pastoreo, si bien es más viable económicamente, debe tener en cuenta estos factores.

Los cabritos criados con acceso a pastos “limpios” de alta calidad (es decir, pastos sin larvas parasitarias) pueden ser destetados con éxito a una edad temprana. Cuando se destetan en pastos ordinarios, consumirán más pastos que los que chupan y, en consecuencia, también consumirán más larvas parásitas.

Terminar niños para carne

En una situación de corral de engorde, los cabritos que se terminan de comer, sin ir al pasto, pueden ser destetados con una ración de 70:30 de concentrado para forraje. La dieta puede basarse, por ejemplo, en grano partido (57 por ciento), harina rica en proteínas como harina de soja (10 por ciento), heno de alfalfa o paja (30 por ciento), sal (1,5 por ciento), lima (1,5 por ciento) y una mezcla de minerales y vitaminas.

Salud y prevención de enfermedades

El niño normal

Es necesario conocer la temperatura, la frecuencia respiratoria y del pulso, y el aspecto y comportamiento general de un niño sano:

La temperatura normalmente oscila entre 38,8 ° C y 39,8 ° C. La temperatura corporal es más alta al final de la tarde. Se puede criar con ejercicio vigoroso o cuando los niños se acuestan al sol. La temperatura corporal se puede medir insertando un termómetro clínico común en el recto, con el bulbo tocando la membrana de revestimiento.

La frecuencia respiratoria suele estar entre 35 y 45 respiraciones por minuto, pero aumenta en climas cálidos o después de ejercicio moderado. El jadeo es normal en los niños pequeños solo después de un ejercicio muy vigoroso o después de un ejercicio moderado en un clima caluroso. La frecuencia respiratoria se puede contar observando el número de movimientos de la pared torácica o, si los niños están acostados, contando los movimientos ascendentes y descendentes de la región abdominal.

La frecuencia del pulso debe ser de aproximadamente 60 a 80 latidos por minuto. Esto se cuenta más fácilmente sintiendo los latidos del corazón a través de la pared torácica cerca de la inserción del hombro detrás del codo.

Los niños sanos normales tienen las siguientes características de apariencia y comportamiento :

  • abrigos suaves, brillantes y flexibles
  • dormir varias horas al día
  • alerta y con ojos brillantes cuando está despierto
  • caminar y correr libremente
  • tener un abdomen bien lleno
  • los excrementos son normalmente suaves y pastosos.

El cambio marcado de lo normal es una señal temprana de enfermedad. La enfermedad suele provocar un aumento de la temperatura corporal y de la frecuencia respiratoria y del pulso, y cambios en la apariencia y el comportamiento de los niños.

La prevención de enfermedades

El cuidado y la atención especiales a los niños dan sus frutos en la prevención y el control de enfermedades.

Los niños necesitan condiciones cálidas y secas en climas fríos o húmedos, y sombra adecuada en climas cálidos. Si los niños están alojados en cobertizos, estos deben ser cálidos, secos y bien ventilados. Se recomiendan los pisos de listones elevados, ya sea de madera o de malla de alambre tejido. Evite el hacinamiento, ya que aumenta el riesgo de infección y propagación de enfermedades.

Los pequeños corrales para niños acumulan una alta concentración de organismos infecciosos, especialmente cuando están ocupados por períodos prolongados, por lo que se recomienda la rotación de los corrales para niños. Un buen drenaje y una desinfección adecuada de los corrales entre lotes de niños son esenciales.

La mala nutrición, la vivienda inadecuada, la mala higiene y los parásitos internos o externos aumentan enormemente la susceptibilidad a las enfermedades.

Los utensilios de alimentación sucios y los sitios de alimentación permanentes pueden propagar la infección. Asegúrese de que el equipo y las áreas de alimentación estén bien lavados y desinfectados después de cada uso (por ejemplo, se puede usar una solución acuosa de amoníaco al 10 por ciento para desinfectar las instalaciones de alojamiento). Si está alimentando a los niños con cubos en el suelo, use un área de alimentación diferente cada día.

Recuerde, es más importante que los niños ingieran calostro durante al menos las primeras 24 horas y preferiblemente los primeros 2 días de vida, para que puedan adquirir las inmunidades que les confiere.

Muchas enfermedades pueden controlarse y tratarse si se diagnostican temprano y el tratamiento adecuado comienza de inmediato. Un diagnóstico correcto es lo más importante, por lo que debe buscar asesoramiento veterinario tan pronto como sospeche alguna enfermedad.

Aísle a los niños enfermos del grupo principal. Los cuidados de enfermería, un buen refugio y ropa de cama seca son esenciales.

Vacunar contra las enfermedades por clostridios a las 4 a 10 semanas y nuevamente 1 mes después.

La enfermedad se puede introducir con ganado traído del exterior. Si traen a otros niños a la granja, deben ser separados hasta que esté seguro de que están sanos y es poco probable que transmitan la infección a otros animales. (Ver Primefact: Salud de las cabras: mantener el rebaño libre de enfermedades).

Diarrea

La diarrea es probablemente la enfermedad más común que afecta a los cabritos. Las recomendaciones dadas para la prevención de enfermedades ayudarán a controlar la diarrea. Sin embargo, si ocurren brotes, obtenga el consejo de un veterinario, ya que el diagnóstico y el tratamiento correctos son esenciales.



La importancia del diagnóstico correcto se enfatiza por el hecho de que, aunque Escherichia coli es la causa más común, la diarrea puede resultar de cualquiera de los siguientes, o una combinación:

  • mala gestión dietética
  • Escherichia coli
  • Clostridium perfringens (enterotoxemia)
  • Campylobacter
  • virus
  • Salmonella spp.
  • toxinas y venenos
  • Coccidia y otros parásitos.

Si se produce diarrea y no se administra el tratamiento adecuado dentro de las 24 horas, es probable que se produzcan pérdidas. Los niños que padecen diarrea deben estar aislados para minimizar el riesgo de transmitir la enfermedad a otros niños. Nuevamente, se deben usar glucosa y electrolitos para prevenir la deshidratación. Tales mezclas están disponibles comercialmente.

Resumen

Cuando la alimentación y el manejo de los niños son buenos, los brotes de enfermedades no suelen causar problemas. De hecho, la presencia de una enfermedad puede indicar una falla en el manejo. Los medicamentos pueden curar enfermedades, pero son un mal sustituto del cuidado y manejo adecuados. Sin embargo, la mayoría de las enfermedades se pueden tratar de manera satisfactoria, por lo que si se sospecha una enfermedad, asegúrese de obtener asesoramiento veterinario lo antes posible.

La entrada Métodos artificiales de cría de cabras. se publicó primero en TodoCabras.online.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20