Cabra Toggenburg

Todo sobre cabrasTodo sobre cabras: cuidados, tipos, trucos, alimentacion

 

Razas de cabras: Toggenburg

Origen de la cabra Toggenburg

Los toggenburg son una raza popular de cabras lecheras en Australia. Se originó en Obertoggenberg, Suiza y fue la primera raza de cabras lecheras oficialmente reconocida.

Los Toggenburg fueron la primera de las razas alpinas en llegar a Gran Bretaña, llegando a Inglaterra en 1884. A través del mestizaje y la cría selectiva, el Toggenburg británico emergió como una raza superior. Fueron introducidos oficialmente por primera vez en Australia por varios criadores privados, y la State Farm de Nueva Gales del Sur en Condobolin a mediados de la década de 1940. Estos procedían del stock británico de Toggenburg y se importaron más en pequeñas cantidades en los años siguientes. La nivelación, utilizando las otras razas alpinas en Australia (particularmente Saanen), se practica ampliamente.

Características de la raza Toggenburg

Los Toggenburg generalmente no producen tanta leche como la raza Saanen, pero tienen ubres consistentemente buenas y son conocidos por su producción persistente de leche durante largos períodos. El rendimiento de grasa suele estar entre el 3% y el 4%.

La raza se desempeña mejor en condiciones más frías y se informa que es la menos adecuada de las razas lecheras para las condiciones tropicales.

Los Toggenburgs son un animal compacto, robusto, de tipo lechero (es decir, con una línea facial curva o recta y un cuerpo en forma de cuña). Suelen ser un poco más pequeños que las otras razas alpinas. Pesa al menos 55 kg. La altura media, medida a la cruz, es de unos 79 cm para las hembras y de 90 cm para los machos.

El color varía de marrón chocolate profundo a leonado pálido y el pelaje es generalmente corto y fino, aunque son comunes los pelajes más largos. Los Toggenburg tienen marcas blancas o crema en varias partes de su cuerpo. Estas marcas pueden desaparecer con la edad. Los cuernos y las borlas pueden estar presentes o no al nacer. Las orejas están erguidas y apuntan ligeramente hacia adelante. El hocico es generalmente ancho.

Los Toggenburg tienen una personalidad y un carácter decididos, son muy alertas y extremadamente activos. Como raza, tienden a agruparse y responden bien al entrenamiento, por lo que se adaptan fácilmente al ordeño automático.

La cierva de Toggenburg

Toggenburg doe

La cierva de Toggenburg de alta producción también debería ser una reproductora eficiente. Ella debe tener un temperamento suave y parecer alerta y femenina.

La ubre debe estar bien desarrollada, no carnosa, tener un aspecto colapsado y una textura suave después del ordeño. Debe ser redondo o globular, pero no pendular ni ‘dividido’ entre las mitades. La ubre debe llevarse alta y bien debajo del cuerpo. Una buena sujeción de la ubre es particularmente importante. Todo sobre animales: curiosidades, cuidados, tipos, trucos Todo sobre animales

Los pezones deben ser distintos de la ubre y de tamaño moderado. Deben estar colocados en ángulo recto y apuntar ligeramente hacia adelante. Las hembras con pezones y ubres anormales pueden resultar difíciles de ordeñar y no deben usarse para reemplazos reproductivos.

La mandíbula debe estar cuadrada (no sobrepasada ni subestimada) y los dientes deben estar sanos. El hocico y las fosas nasales deben ser anchos, los labios anchos y los ojos bien separados. El cuello debe ser largo, delgado, de buena profundidad y conectarse uniformemente con la cruz y los hombros.

El cuerpo debe tener forma de cuña. Debe estar bien desarrollado y tener buena altura y profundidad. Los hombros deben estar bien combinados, el pecho ancho y profundo y el barril bien redondeado, pero no “panzón”. Las costillas deben estar bien arqueadas. No debe haber un hundimiento marcado detrás de la cruz o los hombros. La espalda debe estar nivelada desde los hombros hasta las caderas y caer ligeramente hacia la cola.

La cierva de Toggenburg debe estar de pie y caminar sin caer en los cuartillas. Las patas deben estar bien deshuesadas, rectas y paralelas, sin corvejones de vaca. Deben colocarse directamente debajo del cuerpo. Los muslos deben ser delgados, dejando espacio suficiente para la ubre.

El macho Toggenburg

Dólar de Toggenburg

La capacidad del macho de Toggenburg debe medirse por su desempeño reproductivo y la calidad y desempeño de su descendencia. El macho debe tener una buena conformación y profundidad de cuerpo, ser masculino pero no tosco en apariencia y tener vigor. Debe ser fuerte, aunque sin huesos gruesos, y tener buenas piernas firmes.

Los testículos deben ser de buen tamaño, bien equilibrados y firmes. El escroto debe estar bien colocado, no dividido y permitir que los testículos cuelguen lejos del cuerpo (no excesivamente).

Los machos sin cuernos no se utilizan generalmente en los programas de reproducción, ya que la descendencia resultante de los apareamientos con hembras sin cuernos puede nacer como hembras intersexuales o como machos estériles. Si se utilizan machos sin cuernos, sólo deben aparearse con machos con cuernos.

La entrada Cabra Toggenburg se publicó primero en TodoCabras.online.

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://todocabras.online/cabra-toggenburg/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20